Entradas

Continuamos con la formación en el ámbito del Grupo de Desarrollo Rural Bajo Guadalquivir, tercera sesión del programa formativo Emprende en el medio rural

Tocaba hablar de la financiación de la PYME. Vuelvo a las bases de negociación con las entidades financieras, nos referimos a los términos del préstamo personal, a los términos del préstamo hipotecario. Terminamos hablando de los cambios operados en los tipos de interés de referencia para la revisión de los préstamos hipotecarios con tipo de interés variable. A este módulo le tengo especial cariño, corría 1997 cuando elaboré los primeros materiales basados en estudios de caso, simulaciones de negociación y análisis de documentos.

En El Coronil (GDR Bajo Guadalquivir, Sevilla)

En El Coronil (GDR Bajo Guadalquivir, Sevilla)

Mañana, Jota y Justo continuarán con el leasing, la póliza de crédito y otros instrumentos de financiación circulante.

Del proyecto se están beneficiado alumnos y alumnas de la localidad sevillana de El Coronil, agradezco el interés mostrado y su participación activa haciendo uso de los recursos ofrecidos en la plataforma.

Samuelson decía que la patología permitía explicar la teoría, sigo pensando que la ciencia nos lleva a la excelencia. Digo yo

 

A menudo hago referencia a la necesidad de mostrar la verdad que existe en los territorios. A menudo me refiero a la importancia de comprender el conocimiento disperso, no todo está incubado.

Vuelvo al El Coronil, municipio sevillano del Bajo Guadalquivir, a reanudar la formación semipresencial dirigida a jóvenes emprendedores y emprendedoras rurales. De nuevo, parte de mi madrugada se consume en la A92, el martes Baena en Córdoba, el lunes Tabernas en Almería. Dentro de unas horas otra etapa, otra página de este cuaderno de viaje.

Toca hablar de financiación de la PYME, de cómo negociar con las entidades financieras para intentar evitar situaciones como las actuales. Convencido de que es necesario mejorar el nivel de información de quienes acuden a un banco solicitando financiación.

Habitualmente introduzco este capítulo indicando que la mayor información en materia de planificación familiar ha servido para reducir el número de embarazos no deseados, por analogía una mayor información sobre las variables que afectan a la negociación bancaria ha de conducir a un menor número de préstamos no deseados.

La criminalización del sistema financiero no lleva a ningún destino, sin el crédito muchas empresas no podríamos hacer frente a los desfases de tesorería a los que nos obliga la administración y sus obligados o caprichosos períodos de pago. ¡Ay el fondo de maniobra! Sin el crédito no podríamos pagar a nuestros trabajadores, no podríamos hacer frente a procesos de investigación y desarrollo, no podríamos invertir,…

Antepongo a la criminalización del sistema financiero un ejercicio de información y formación que nos haga más libres en nuestra toma de decisiones. En definitiva, todo es conocimiento.

Cabaret

Cabaret

De todos modos, al hablar de dinero, siempre nos quedará Cabaret y Liza Minnelli. ¿Giramos la cintura?

Es evidente que a la situación actual hemos llegado por un compendio de factores, entre ellos probablemente el exceso de cortoplacismo resulte fundamental.

Es habitual encontrar estadísticas acerca del número de empresas creadas al albur de uno u otro programa, de encajar los objetivos fijados por distintas agencias, pero en pocas ocasiones se indica la fórmula para construir estos objetivos y el mantenimiento de los mismos en el medio y en el largo plazo. Podríamos resumir este resultado preguntando a las agencias cuál es la tasa de mortandad de estas empresas. Eso sí, para ello es necesario contar con una cultura sólida de la evaluación.

Trasladado al ámbito de la empresa, me gusta explicar las diferencias que existen entre las situaciones IDEA y las situaciones NO IDEA. Entre las situaciones NO IDEA se encuentran aquellas en las que quien emprende no ha madurado suficientemente la idea.

Para ello hago referencia en el simulador CRECE  a Faemino y Cansado (dos grandes del humor del absurdo) y a su sketch titulado “Los mil millones” (pulsamos sobre la imagen). En poco de más de ocho minutos relatan dos situaciones que sirven para explicar situaciones NO IDEA.

Los mil millones-La NO IDEA

Los mil millones-La NO IDEA

En la actualidad asistimos a una banalización del hecho de emprender, a una reproducción del cliché y a la transmisión de mensajes carentes de contenido.

El caso de Faemino y Cansado es una interesante pieza del humor del absurdo, ya en la realidad el caso de aquellas personas que emprenden y lo hacen sin una suficiente maduración de su idea de negocio están abocadas al fracaso. Eso sí, este fracaso está fuera ya del foco de los objetivos de las agencias.

Hace ahora dos años, el director de un taller de empleo me comentaba la impresión que le había causado el hecho de que una alumna de dicho taller renunciara a una oferta de empleo. Su estupor no venía causado por la renuncia sino por la forma de motivarla. Sencillamente, su novio no estaba de acuerdo.

En los últimos meses, contrastando información con el profesorado, compruebo su desazón por la observación de una involución en materia de igualdad. Que si son los medios, que si es por causa de El Arrebato,…

No tengo el gusto de conocer a El Arrebato, se ve un hombre afable y el himno del Sevilla le quedó perfecto, pero aquello de “Búscate un hombre que te quiera, que te tenga llenita la nevera” merece ser revisado. Ante este pareado el “así planchaba, así, así,…” se convierte en una simpleza.

La autoconfianza es una actitud fundamental de la persona que emprende. Sin embargo, quedan resquicios de actitudes que relegan a la mujer a un segundo plano. Una profesora de secundaria me indicaba que ella veía en esta involución una búsqueda de una falsa protección en la pareja.

Hace unas semanas, hablando con la pequeña Paula, le indicaba que lo más importante es que nunca nadie le impusiera nada. Que ella, única y exclusiva, siempre decidiera.

Un día después le invitaba a escuchar una canción (pulsamos sobre la imagen), canción que propongo para evocar la necesidad de autoconfianza. Esa autoconfianza que ganaron nuestras madres y que deberían refrendar nuestras hijas.

Por cierto, Paula ya canta el estribillo: “Tengo, tengo, tengo y si no me lo invento,…”

Tengo, tengo (Pastora)

Tengo, tengo (Pastora)

Lunes, 9:30 de la mañana, este agave se ha convertido en nuestro hito de salida y esas nubes en espectadoras ocasionales. Toca atravesar Andalucía, el habitáculo de mi coche vuelve a hacer las veces de oficina improvisada, Gracia abre su cuaderno y empieza a revisar llamadas pendientes.Agave de partida

Parada a desayunar, hoy más tarde, en Beas de Granada. Buen servicio y buen café de un lugar del que somos habituales.

Algunas risas más tarde, conversando acerca de la importancia de dar valor suficiente a la creación llegamos a Lora del Río (Sevilla). El Guadalquivir no desbordado, pero alcanzando una cota que lo hace inmenso, llama poderosamente nuestra atención.

En el Centro del Profesorado de Lora del Río nos espera Luis Carrasco, perfecto anfitrión, inmejorable Cicerone. Nos habla de la historia del edificio del centro y de algunas curiosidades de la historia de Lora del Río. Nos acompaña, junto a María Ángeles y Juan Carlos, a almorzar. De postre, helado de higo de la heladería Quique Sirvent. Comento a Luis y a Gracia que en este tipo de empresas se ve claramente la pasión por lo que se hace. De nuevo el elemento. El maestro artesano heladero parece remolonear para pedir opinión, a modo de test de producto, acerca de la calidad del helado. Supremo.

De vuelta al edificio, me detengo en algunos detalles del mismo. La galería solariega con acceso a las dependencias privadas del juez, que antiguamente las ocupaba, me retrotrae a la casa que fue de mi abuelo, en la localidad de Alhama de Almería. Como me indicaba en otra sesión una maestra de Pruna, es importante mirar al origen. En mi caso, fundamental.

Desde la galería edificio CEP Lora del Río

Desde la galería edificio CEP Lora del Río

La sesión de preformación, fin del periplo por los diferentes Centros del Profesorado de la provincia de Sevilla, se desarrolla en un ambiente distendido. Intento trasladar la necesidad de considerar de forma poliédrica el hecho de emprender, explico las fases en la implantación de un proyecto de centro, muestro recursos que implantaremos en distintos ámbitos territoriales de cara al curso siguiente. Alumbramiento y maduración; motivación, competencias y capacidad.

Preformación CEP Lora del Río

Nos despedimos, agradeciendo a Luis la calidad y calidez de su recepción, en línea con la que nos mostraron representantes del CEP de Castilleja (Julio Blázquez y José María Berdonces) y representantes del CEP de Osuna (Carmen Martínez y Juan Antonio Delgado). Agradecer los gestos de complicidad y las referencias del resto de CEP sevillanos, del profesorado y de las asesorías que han participado en estas charlas. A todos ellos, como diría el maestro de la Lengua de las Mariposas, tan bien interpretado por Don Fernando Fernán Gómez, solo me queda decirles: “Gracias, muchas gracias”. En mi nombre y en el de Gracia, en el de Aurelia III y el resto del equipo. Esperamos haber sido útiles, siempre intentando desarrollar enfoques-contenidos genuinos y atractivos, con la visión de quien investiga, con la visión de quien emprende, siempre considerando el origen.

Cae la tarde primaveral y el Guadalquivir, a la salida de Lora del Río, nos despide inmenso.

El Guadalquivir al atardecer

El Guadalquivir al atardecer

Tras una cena, más o menos frugal, Gracia intenta conciliar el sueño. Mientras, Eric Clapton, Sinatra y Leonard Cohen me hacen compañía. Una de la madrugada. Como siempre, de vuelta al origen.

 

 

Miércoles 3 de abril, el reloj apunta a las cinco menos cuarto de la madrugada cuando ya he dado buena cuenta del primer café de la mañana, maleta de dos días y rumbo a El Coronil (Sevilla). Me acompaña Jota, agradezco su conversación que evita cualquier conato de sueño, lógicamente inoportuno. En apenas dos horas y media, a velocidad adecuada, llegamos a Los Cazaores (Puebla de Cazalla, Sevilla). Este establecimiento es junto a El Faro, en una de las salidas de Antequera, el que ofrece uno de los mejores molletes de jamón ibérico. Segundo café de la mañana o, más bien, de la madrugada.

Ya en El Coronil, reencuentro con Pepi (técnica del ayuntamiento y antigua alumna) y con Magdalena (técnica del Grupo de Desarrollo Rural del Bajo Guadalquivir y también antigua alumna), el alcalde de la localidad y el gerente del Grupo de Desarrollo Rural realizan la presentación de la acción formativa.Presentación Jornadas Adelquivir

Jota introduce con un relato que repasa la relación entre el hecho de emprender y las acepciones del término necesidad. El alumnado, como siempre variopinto, muestra interés por lo que les contamos o, al menos, así nos lo parece. Hablamos de la posibilidad de emprender en el medio rural. Nos cuentan anhelos, indecisiones, sueños, ideas y oportunidades. Durante cuatro horas hablamos de actitudes emprendedoras a través del estudio de casos conocidos de primera mano.

Jota introduce

Tras el almuerzo, aprovechamos nuestra estancia en la campiña sevillana para intentar concertar una cita con Jorge Gallego, pintor figurativo de Montellano (Sevilla) al que desde hace unos años le sigo la pista.

Licenciado en Bella Artes sevillano, premio nacional de pintura figurativa y ejemplo de persona que demuestra que es más importante lo que se hace que el lugar donde se hace. Visitamos su estudio en Montellano (Sevilla). Jorge nos explica su evolución creativa, la situación del mercado del arte, disfrutando de sus obras y de su conversación. De ésta, Jota y yo destacamos una cita:

“Renuncio a pintar los paisajes porque no aporto valor a su belleza, por este motivo tengo esa querencia por la herrumbre y la ruina”

Destacaría de Jorge su apuesta por fijar su estudio en su lugar de residencia y por ser consecuente con su elemento: la pintura.

Todas las obras expuestas en su coqueto estudio  merecen atención, sobresaliendo por encima de todas “Retrato de una experiencia”. En esta obra destacan las manos de una mujer que denota con su mirada la verdad de quien  ha compaginado con esmero la crianza de diez hijos y la atención al pan que a diario se ha horneado en la panadería familiar.

Con Jorge Gallego, en su estudio

Con Jorge Gallego, en su estudio

Esas manos sobresalen, por encima de todo, como gesto del pintor que pone en valor el esfuerzo y tesón de alguien a quien muestra con su trazo el cariño que le profesa.

El arte es emoción y Jorge, el artista, su consecuencia. Ese cuadro, sobresaliente y magnífico, evoca lo subrayado por su título: “El Retrato de una experiencia”.

En nuestro caso, esa experiencia es el contacto continuo con quien emprende (hoy es Jorge) y es este relato el mejor de los retratos.

 

La lectura de los periódicos y la visión de los telediarios que salpican mi querida España, esta España mía, esta España nuestra (que diría la malograda Cecilia) me llevan a reflexionar acerca de lo inmunes que somos en este país a episodios que servirían de carnaza para ilustrar cualquier esperpento de Don Ramón del Valle Inclán (me encanta poner el don a quien se lo merece).

Cuando uno aborda los ambientes de decisión que pueden darse en una toma de decisiones intenta explicar que una persona emprendedora con criterio debe saber desenvolverse en un ambiente de riesgo. Para ello, nada mejor que hacer uso de los clásicos de Disney y buscar paralelismos con las noticias que aun siendo esperpénticas parecen no producirnos ningún espanto. Me refiero al clásico Los tres cerditos.

Para comprender el riesgo

Para comprender el riesgo

Si el cerdo cuando iba a hacer su vivienda hubiera sabido que venía el lobo, y de su fuerza voraz, nos hubiera fastidiado el cuento, la película y todo el merchandising posterior. El cerdo estaría en un ambiente de certeza, sabría lo que iba a ocurrir. Cuando en materia empresarial algún sujeto (masculino o femenino)  sabe con certeza qué va a suceder estaríamos ante un caso ilícito y a todas luces una irresponsabilidad social (si quieren corporativa). Si nos dejamos de remilgos, podemos decir rotundamente que estamos ante un verdadero cerdo, convertido en chorizo (masculino o femenino), pero cerdo al fin y al cabo.

También nos encontramos en este despropósito en el que se ha convertido la literatura emprendedora al uso con autores que plantean el hecho de emprender como una aventura. ¡Si es que nos va la marcha maquinera! Es el caso del reputado Fernando Trías de Bes cuando en la separata lúdica (así lo define el editor) del manual de Empresa e Iniciativa Emprendedora de Santillana, cuyo autor es Anxo Penalonga, contraataca del siguiente modo:

El riesgo no gusta a todo el mundo. Pero la incertidumbre es el ingrediente fundamental del emprendizaje” (propongo como banda sonora a esta frase lapidaria la versión de la canción Aquarius del mítico Raphael)

Aquarius Versión KaraoKe

Aquarius Versión KaraoKe

La incertidumbre en el peor de los casos es fruto de un desconocimiento total de lo que va a ocurrir y de qué depende (cantaría Pau Donés). En otros casos, apenas se sabe de qué depende el resultado de nuestra iniciativa empresarial. Para evitar esta incertidumbre, tan del gusto de Trias de Bes, se precisa formación y experiencia.  A dos de los cerditos parece que la incertidumbre no les fue muy bien, como a tantos empresarios y a tantas empresarias que inician su actividad sin un mínimo de formación y experiencia. Locales, naves y oficinas abandonados como derrumbadas las casas de los cerditos.

Sin embargo, el cerdito que comprendió el riesgo, que conocía la probabilidad de que apareciera el lobo (con banda sonora de la Orquesta Mondragón o de La Unión) tomó la decisión adecuada, construyendo una  casa resistente y, como buen hermano, dando cobijo en su casa a los dos cerditos desamparados ante tanta incertidumbre. También podría ser, como diría Cándida, que la vivienda del último cerdito estaba oficialmente protegida. En este ambiente de riesgo es en el que se mueven tantos empresarios y tantas empresarias que intentan actuar de forma responsable en un acto que podríamos llamar de economía social, con independencia de la figura jurídica por ellos y ellas elegida.

Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

 

La transversalidad de las propuestas relacionadas con el fomento de la cultura emprendedora descubre de nuevo la importancia del profesorado como vehículo fundamental para lograr este objetivo. Fue hace dos años cuando una profesora de inglés canalizó hacia su asignatura el mapa conceptual de la propuesta que realizaba en el marco de un curso de formación e-learning dirigido al profesorado y cuyo objeto era formar en el fomento de la cultura emprendedora.  Para ello, esta profesora planteaba con gran acierto tareas que partieran del uso de fuentes en este idioma.

En este sentido, del mismo modo que en otro post hacía uso de la evocación poética en relación a las actitudes emprendedoras, hago en éste uso de la evocación musical. En este caso empleo una propuesta en la que ligo las actitudes emprendedoras de Paul Anka con una canción mítica: “My way”. Se trata de un recurso que empleo como contenido del simulador del ciclo emprendedor CRECE.

Paul Anka era hijo de un emigrante de origen libanés que regentaba un próspero restaurante en la ciudad canadiense de Ottawa, ciudad en la que nace Paul en 1941. El apoyo familiar resultó fundamental para Paul Anka, el adolescente Paul tras emular a sus cantantes preferidos (Frankie Laine y Johnny Ray) consiguió que su padre financiara un viaje a California y, lo más importante, una audición con ejecutivos del sello discográfico Modern Records.

En 1955, sin haber cumplido los catorce años, Paul Anka grababa su primer disco, éste se titulaba “I Confess”. El dísco fue un verdadero fracaso, viéndose obligado a volver a Canadá.

A la determinación, autoconfianza y orientación al logro, ya demostradas en el viaje anterior, Paul suma la tolerancia a la frustración, la paciencia y la perseverancia al reunir una cantidad ingente de sobres de la famosa sopa Campbell´s. Podemos imaginar que la sopa era entre los años 1955 y 1956 plato obligado en el menú del restaurante de la familia Anka. Por aquella época la famosa marca de sopa ofrecía un viaje a Nueva York a la persona que acumulara un mayor número de sobres.

Mítica imagen de la sopa Campbell (Andy Warhol)

Mítica imagen de la sopa Campbell (Andy Warhol)

Para este viaje pide cien dólares prestados a su padre y la cooperación de un grupo canadiense afincado en Nueva York. The Rover Boys. Con ellos se presenta al ejecutivo de la compañía discográfica ABC Paramount. Su carta de presentación fue una canción que dedicaba a su niñera Diana. El ejecutivo acepta la propuesta y reclama la presencia de sus padres para firmar un contrato de cuatro años.

Diana

Diana

La canción Diana alcanzaría en 1958 el número uno en las exigentes listas musicales de Estados Unidos. Desde entonces hasta la actualidad Paul Anka se convierte en un cantante de fama mundial, fruto de la concurrencia de una suma de actitudes propias de las personas emprendedoras y de una clara motivación que convierte la música en su elemento.

Cuando su fama como cantante decrece, muestra su capacidad de orientación al cambio al posicionarse como compositor para otros cantantes. De este modo, compone éxitos como She’s a lady para otro cantante mítico: Tom Jones, canción que también cantara ya en su cénit Elvis Presley.

She´s a lady

Shes a lady

A estas actitudes emprendedoras se une la habilidad comercial que demuestra al comprar los derechos de la canción francesa Comme d’habitude, compuesta por Claude François y que traduciría al inglés como My way.  Para su interpretación se la ofrece al más mítico de los cantantes crooner: Frank Sinatra.

Comme d`habitude

Comme d`habitude

A aquella profesora de inglés que participó como alumna en un curso sobre cómo enseñar a emprender le recomendaría ver como se reflejan en la letra de esta canción las actitudes emprendedoras y, cómo no, en la trayectoria del propio Paul Anka.

La Voz

La Voz

Ante una noticia periodística que destaca aspectos que uno viene investigando desde hace más de diez años existen tres posibilidades:

– Opción Primera. Invitar a revisar algunos post de este blog a modo de seguimiento de un hilo de un foro. Serviría para refutar líneas de investigación sintetizadas a modo de ensayo.

– Opción Segunda. Invitar a aplicar de una vez por todas la cultura de la evaluación a cualquier política, estrategia, táctica o instrumento.

– Opción Tercera. Comentar la noticia, apostillando lo indicado por el autor.

La opción tercera la descarto por ventajista y la opción segunda queda descartada por creer (por desgracia) en lo que hace años indicaba un catedrático en un congreso de investigación y que yo relato del siguiente modo: “hace años las políticas se dictaban en base a las investigaciones científicas mientras que ahora las investigaciones científicas se realizan para justificar las políticas ya dictadas”.

Me decido por la opción primera e invito a leer la noticia redactada por el periodista Luis Gómez en el diario El País (pulsamos sobre las imágenes). En primera instancia alude al discurso sobre el hecho de emprender.

Revisión periodística estado de la cuestión

La noticia continúa con una somera revisión al estado de la cuestión en las diferentes comunidades autónomas:

Revisión periodística estado de la cuestión2

En relación a los post de este blog que podrían estar en esta línea, invito a revisar los siguientes:

La clonación de intervenciones relacionadas con el fomento de la cultura emprendedora desde finales de la década de los noventa resulta muy preocupante

¿Se fomenta la cultura emprendedora?

Será el Apocalipsis

Emprender es mucho más que simular empresarialmente. El ciclo emprendedor

Por cierto, esta noticia no es de agencias.

Esta semana un profesor de Universidad me planteaba la posibilidad de generar un debate en una asignatura relacionada con la creación de empresas y dirigida a alumnado de último curso. Literalmente me solicitaba algún ensayo que considerara oportuno para generar un debate interesante entre potenciales emprendedores. Agradecido por la confianza, recojo el envite y me dispongo a titularlo:

 ¿Qué quieres ser de mayor? De convicciones, de convenciones y de vocaciones.

Desde el año 1995 vengo trabajando en el apoyo a personas emprendedoras, formando y asistiendo, escuchando y aprendiendo. Cuando afronto en la Universidad como docente la asignatura Creación de empresas me encuentro una propuesta de contenidos que hacen referencia a los trámites de constitución, a las figuras jurídicas  y a unos encorsetados planes de negocio. Fue en aquel momento cuando planteé trasladar mi experiencia acumulada, formando y aprendiendo con personas emprendedoras, al ámbito universitario.

Aprovechando la libertad de cátedra recompuse a mi antojo, que no capricho o conveniencia, el temario. Concedí mucha importancia al alumbramiento, a cómo llegar a la idea gracias a una lectura proactiva del entorno y a la creatividad de las personas que protagonizan esa búsqueda: las personas emprendedoras. En la literatura sobre cultura emprendedora la referencia a esta fase de alumbramiento en la mayoría de las ocasiones o no existe o es testimonial.

A continuación, concretada la idea de negocio procedíamos a la maduración de la oportunidad, para lo cual  he hecho uso de aplicaciones creadas para tal efecto. A pesar de ello, sigo considerando que esta fase está supeditada a la fase de alumbramiento.

En estos últimos años, sumo convencido al alumbramiento la motivación, la búsqueda del elemento del que nos habla Sir Ken Robinson.

El desempleo estructural actual, las dificultades de inserción de la población juvenil pueden ser consecuencia de la falta de atención a la vocación, al gusto por lo que se hace,…

Ya en 2004 el catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universitat de Valencia Francisco Rivas, en su libro Asesoramiento vocacional: teoría, práctica e instrumentación  abordaba los influjos vocacionales. Los resultados eran reveladores: el 30 % escoge la carrera por criterios sociales (prestigio social, salidas profesionales,…), el 17 % por conductas vocacionales y un 8 % por oportunidad.  La indefinición del 45 % restante y el bajo valor de las vocaciones llevan al profesor Rivas a calificar como deficiente la autonomía de decisión del alumnado.

Las tesis de Francisco Rivas casa con los planteamientos de Sir Ken Robinson y la imperiosa necesidad de favorecer en el sistema educativo la búsqueda del elemento.

Atendiendo a la demanda que motiva este post aconsejaría al profesor que el alumnado visionara el número 89 del espacio de la televisión pública estatal REDES. Atendiendo a las explicaciones de Sir Ken Robinson comprenderíamos el componente motivacional que debe asociarse a cada iniciativa emprendedora.

elementoSenderos de Mujer

¿Cómo se observa la importancia de este elemento en iniciativas emprendedoras concretas? Cuando hace un año participé en un trabajo de consultoría para hacer visibles iniciativas emprendedoras de mujeres de la Comarca de Guadix, conforme a encargo del Grupo de Desarrollo Rural de la Comarca de Guadix, me propuse destacar sus actitudes. Para ello mantuve entrevistas con mujeres empresarias que fueron recogidas en vídeo. Aconsejaría, continuando con el traslado al aula de mi propuesta, el visionado de este pasaje del documental Senderos de Mujer por parte del alumnado. ¿Dónde se refleja el elemento de Cristina Avilés?

Para concluir, solicitaría que el alumnado respondiera a la siguiente pregunta: ¿Qué quieres ser de mayor?

Sin atender a esta respuesta es difícil abordar cualquier iniciativa emprendedora, a pesar de que en la actualidad altas instancias aconsejen no estudiar conforme a las preferencias personales sino conforme a las necesidades actuales.

De izquierda a derecha y de arriba abajo el momento que nos toca vivir sigue mostrándonos visos Huxlerianos.