Entradas

Es evidente que a la situación actual hemos llegado por un compendio de factores, entre ellos probablemente el exceso de cortoplacismo resulte fundamental.

Es habitual encontrar estadísticas acerca del número de empresas creadas al albur de uno u otro programa, de encajar los objetivos fijados por distintas agencias, pero en pocas ocasiones se indica la fórmula para construir estos objetivos y el mantenimiento de los mismos en el medio y en el largo plazo. Podríamos resumir este resultado preguntando a las agencias cuál es la tasa de mortandad de estas empresas. Eso sí, para ello es necesario contar con una cultura sólida de la evaluación.

Trasladado al ámbito de la empresa, me gusta explicar las diferencias que existen entre las situaciones IDEA y las situaciones NO IDEA. Entre las situaciones NO IDEA se encuentran aquellas en las que quien emprende no ha madurado suficientemente la idea.

Para ello hago referencia en el simulador CRECE  a Faemino y Cansado (dos grandes del humor del absurdo) y a su sketch titulado “Los mil millones” (pulsamos sobre la imagen). En poco de más de ocho minutos relatan dos situaciones que sirven para explicar situaciones NO IDEA.

Los mil millones-La NO IDEA

Los mil millones-La NO IDEA

En la actualidad asistimos a una banalización del hecho de emprender, a una reproducción del cliché y a la transmisión de mensajes carentes de contenido.

El caso de Faemino y Cansado es una interesante pieza del humor del absurdo, ya en la realidad el caso de aquellas personas que emprenden y lo hacen sin una suficiente maduración de su idea de negocio están abocadas al fracaso. Eso sí, este fracaso está fuera ya del foco de los objetivos de las agencias.

Lunes, 9:30 de la mañana, este agave se ha convertido en nuestro hito de salida y esas nubes en espectadoras ocasionales. Toca atravesar Andalucía, el habitáculo de mi coche vuelve a hacer las veces de oficina improvisada, Gracia abre su cuaderno y empieza a revisar llamadas pendientes.Agave de partida

Parada a desayunar, hoy más tarde, en Beas de Granada. Buen servicio y buen café de un lugar del que somos habituales.

Algunas risas más tarde, conversando acerca de la importancia de dar valor suficiente a la creación llegamos a Lora del Río (Sevilla). El Guadalquivir no desbordado, pero alcanzando una cota que lo hace inmenso, llama poderosamente nuestra atención.

En el Centro del Profesorado de Lora del Río nos espera Luis Carrasco, perfecto anfitrión, inmejorable Cicerone. Nos habla de la historia del edificio del centro y de algunas curiosidades de la historia de Lora del Río. Nos acompaña, junto a María Ángeles y Juan Carlos, a almorzar. De postre, helado de higo de la heladería Quique Sirvent. Comento a Luis y a Gracia que en este tipo de empresas se ve claramente la pasión por lo que se hace. De nuevo el elemento. El maestro artesano heladero parece remolonear para pedir opinión, a modo de test de producto, acerca de la calidad del helado. Supremo.

De vuelta al edificio, me detengo en algunos detalles del mismo. La galería solariega con acceso a las dependencias privadas del juez, que antiguamente las ocupaba, me retrotrae a la casa que fue de mi abuelo, en la localidad de Alhama de Almería. Como me indicaba en otra sesión una maestra de Pruna, es importante mirar al origen. En mi caso, fundamental.

Desde la galería edificio CEP Lora del Río

Desde la galería edificio CEP Lora del Río

La sesión de preformación, fin del periplo por los diferentes Centros del Profesorado de la provincia de Sevilla, se desarrolla en un ambiente distendido. Intento trasladar la necesidad de considerar de forma poliédrica el hecho de emprender, explico las fases en la implantación de un proyecto de centro, muestro recursos que implantaremos en distintos ámbitos territoriales de cara al curso siguiente. Alumbramiento y maduración; motivación, competencias y capacidad.

Preformación CEP Lora del Río

Nos despedimos, agradeciendo a Luis la calidad y calidez de su recepción, en línea con la que nos mostraron representantes del CEP de Castilleja (Julio Blázquez y José María Berdonces) y representantes del CEP de Osuna (Carmen Martínez y Juan Antonio Delgado). Agradecer los gestos de complicidad y las referencias del resto de CEP sevillanos, del profesorado y de las asesorías que han participado en estas charlas. A todos ellos, como diría el maestro de la Lengua de las Mariposas, tan bien interpretado por Don Fernando Fernán Gómez, solo me queda decirles: “Gracias, muchas gracias”. En mi nombre y en el de Gracia, en el de Aurelia III y el resto del equipo. Esperamos haber sido útiles, siempre intentando desarrollar enfoques-contenidos genuinos y atractivos, con la visión de quien investiga, con la visión de quien emprende, siempre considerando el origen.

Cae la tarde primaveral y el Guadalquivir, a la salida de Lora del Río, nos despide inmenso.

El Guadalquivir al atardecer

El Guadalquivir al atardecer

Tras una cena, más o menos frugal, Gracia intenta conciliar el sueño. Mientras, Eric Clapton, Sinatra y Leonard Cohen me hacen compañía. Una de la madrugada. Como siempre, de vuelta al origen.