Para el desarrollo de cualquier iniciativa emprendedora son necesarios diferentes elementos: una idea a la que se llegue por iniciativa propia, capacidades para desarrollarla y, principalmente, una motivación para alcanzar estos objetivos.

Los objetivos se recogen en lo que he denominado el concepto de éxito. A la motivación la denominamos pasión, gusto por lo que hacemos, el elemento,… En relación a los anteriores elementos cabe el planteamiento de las siguientes preguntas:

1º. ¿Nos encontramos en las aulas alumnado con una motivación inicial para crear empresas? Probablemente esta motivación sea mayor conforme nos acercamos a la necesidad de su inserción empresarial.

En este sentido, los centros de educación permanente, la formación profesional en cualquiera de sus modalidades, los PCPI, el bachillerato y la universidad  resultan fundamentales.

2º. ¿Es posible qué el alumnado aporte la idea de negocio qué sirva para simular el proceso emprendedor? La respuesta de un porcentaje alto del profesorado es que en muchas ocasiones son ellos quienes han de proponerla.

La vía didáctica de la construcción se basa en la posibilidad de simular el proceso emprendedor, como es práctica habitual en los programas de esta naturaleza, proponiendo el alumnado una idea individualmente o en grupo.

La vía didáctica de la deconstrucción aprovecha el acercamiento al tejido empresarial local o el uso de otros estudios de caso para comprender las pautas del proceso o ciclo emprendedor. Esta vía salva la falta de motivación inicial o/y la inexistencia de una idea.

El simulador CRECE, instrumento fundamental de nuestro proyecto educativo Creando Cantera (dirigido a ciclos de formación profesional, bachillerato, educación permante, PCPI y universidad), trabaja constantemente estas dos estrategias.

Simulador CRECE

La construcción en una categoría de tarea reflexiva estructurada que denominamos “Planifica”, mientras que los recursos dispuestos y las tareas propuestas trabajan en la línea de la deconstrucción. Por ejemplo, nos acercamos al caso de “Jesús el chatarrero” y su lectura proactiva del entorno a través del uso del documental y la noticia.

Lógicamente, el uso de estas dos vías es complementario, planteando recursos didácticos en cada una de estas categorías.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *